domingo, 27 de marzo de 2011

La Juventud: ¿promesa o amenaza?

Gloria Álvarez Desanti, DPhil.

En América Latina y el Caribe el 40% de la población tiene menos de 30 años. En Costa Rica el padrón electoral está formado por un 42% de jóvenes hoy día y este porcentaje irá en aumento.

La importancia de invertir en el desarrollo de juventud es esencial. A través de ello podemos reducir la pobreza. Las políticas adecuadas no se están tomando con suficiente alcance. Es necesario realizar programas de inclusión social. No se están desarrollando los programas adecuados de capacitación técnica y profesional que los jóvenes necesitan para enfrentar las necesidades del mercado laboral, ni se dedican los suficientes recursos en la región para ello. Los jóvenes están enfrentando una crisis de empleo a nivel mundial y los hechos recientes de medio oriente lo comprueban. No existen suficientes puestos de trabajo para los jóvenes y esto podrí irse agravando día a día. Las proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo es que en Latinoamérica durante los próximos diez años, mil millones de jóvenes ingresarán al mercado laboral y este no será capaz de absorberlos.

Algunos consideran que es necesario crear mayores oportunidades que permitan desarrollar el espíritu empresarial y financiero de los jóvenes que les permita desarrollar su propio negocio. Sin embrago, si la región no continua creciendo económicamente, sabemos que cualquier proyecto en esta dirección no dará los frutos en la escala esperada.

En Latinoamérica viven 83 millones de niños en la pobreza, son víctimas diarias de la violencia y la exclusión social. Son necesarios programas de prevención de comportamientos violentos, de tratamiento contra las drogas, prevención de embarazos juveniles que agravan la reproducción de la pobreza. La combinación más explosiva que se encuentra en la ciudades de nuestra región es pobreza, violencia y drogas, que atrapan a los jóvenes en círculos viciosos de los que es difícil escapar y los programas de rehabilitación muy costosos. Las pandillas o maras se vuelven atractivas, difíciles de combatir, y cada vez más, vinculadas con los carteles de la droga.

Los jóvenes deben ser parte del proyecto país. Deben participar de la toma de decisiones políticas de la nación. Recordemos que los jóvenes a través de la historia han jugado un efectivo papel de transformación de valores sociales y políticos como en la Revolución de 1968 (México, Finlandia), Mayo de 1968 en Francia, oposición de la Guerra de Vietnam, Revolución de los Jazmines en Túnez y Revolución de los jóvenes en Egipto. Pueden también ser una fuente positiva de cambio.

Lo esencial es que las generaciones mayores reflexionemos y de valoremos adecuadamente nuestras responsabilidades con el desarrollo de la juventud. Nuestro reto es ser lo suficientemente hábiles para estimular la lucha constructiva en los jóvenes. La juventud tiene ideales nobles, orientémoslos, ayudémoslos, dándoles su espacio, a luchar por una sociedad más justa y solidaria. La juventud es generosa, el hogar y el colegio deben trabajar juntos en el desarrollo de los valores de justicia social, de solidaridad, de igualdad, de respeto por los demás. Eduquemos a nuestros hijos para que sean parte activa del desarrollo económico y social que nuestros países necesitan. Pero debemos tener amplios programas de inclusión social que luchen contra los ciclos de pobreza y violencia que pueden afectar a los jóvenes. Deben percibir oportunidades reales de crecimiento alternativas a las drogas y la violencia. Debemos identificar a los jóvenes en riesgo y desarrollar amplios y ambiciosos programas de prevención. La juventud ofrece la promesa de una sociedad mejor, pero si la sociedad no ofrece los caminos de ese futuro promisorio, podremos tener que enfrentarnos a mayor violencia y drogadicción.

http://www.ennioygloria.com

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta sus artículos. JJ

Daguer Hernández V dijo...

Saludos Doña Gloria, esta muy bien el cometario, el problema es q el partido en el poder ya por dos periodos el de Arias y ahora el de Chinchilla no promueven 1. Esa educación necesaria que muy bien plantea usted y 2. La creación de empleo digno para esa población joven.

Gloria Alvarez Desanti. dijo...

Daguer,
No coincido con vos en el último gobierno de Oscar Arias se creo el programa Avancemos. Si no hay crecimiento económico y una reforma fiscal, el estado es incapaz de crear las fuentes de empleo y las políticas sociales necesarias para beneficiar a ese grupos de jóvenes que no están integrados al mercado laboral.

erick dijo...

Doña Gloria comparto sus vertientes en la educacion y desarrollo, participacion de la juventud y mejora, asi como valores y juventud.
No obstante mi punto de vista dista de la realidad en lo que se refiere a la participacion de los nuevos profesionales en el Axioma de las politicas publicas y en el campo de decisiones, ya que no en este pais no se esta dando tal enlace, como muestra 12 años de gobierno y vemos las mismas cara en puestos publicos y pareciera que la miopia politica es incorregible, ya que esas mismas personas designadas por pugnar desarrollo, crecimiento y accion social no han aportado mayor cosa y los nuevos profesionales jovenes sedientos de darse a valer y sumar valor agregado a su perfil academico siguen sin tomarse encuenta en esas esferas politicas. " Claro esta, si tienen apellidos politicos diferente es la situacion"

eriso dijo...

El problema político actual, en nuestro trasciende a lo social con mayor influencia creo que como nunca antes, y desgraciadamente no lo hace para el bien común, de tal manera que los resultados están a la vista, sin ánimos de ofender a todos los funcionarios responsables de la administración del estado, pero hay que subrayarlo, el compromiso y clientelismo político definitivamente acarrea ineficiencia en ejecución de programas y obras, muchos de los allí, simples pega banderas, ostentan poder, buen salario, y en fin privilegios chocantes, convirtiéndoles en seres egoístas que ni actuan, ni se preocupan, ni delegan ni rinden cuentas al ciudadano, en fin urge crear la ley del referendum que nos permita decidir quien elegido popularmente sigue o no en determinado período de prueba en la administración y legislación Estatal.

Anónimo dijo...

Es una lástima que unproblema tan serio como el de la juventud don Daguer quiera darle un tono politico.
Yo le pregunto que ha hecho el PAC para mejorea las condiciones de los jovenes. EL PAC cree que con obstruccionismo se arreglan las cosas. Necesitamos acciones y no es diciendo que los otros no hacen porque cree que nosotros no podemos apoyarlos a ustedes, al final son lo mismo que el PLN.